Delegación de Cuba agosto 2019

III Encuentro Juvenil Agustiniano en Cuba. La Habana 2019

Una vez al año los jóvenes que forman la pastoral juvenil de nuestras parroquias agustinianas en Cuba, celebran un encuentro para afianzar los lazos de amistad y fraternidad que les unen. Este año ha sido en La Habana desde el  25 al 28 de julio  y ha sido la comunidad agustiniana de la Parroquia del Cristo del Buen Viaje en La Habana vieja quien sin miedo ante las dificultades logísticas, nos ha acogido maravillosamente con toda su hospitalidad. Hemos sido 39 participantes provenientes de las parroquias de San José en Puerto Padre Las Tunas, La Inmaculada Concepción en Chambas Ciego de Ávila y Cristo del Buen Viaje en  La Habana, junto a un grupo de jóvenes españoles del Grupo Scout Católico San Pablo, acompañados por el P. José María Martín agustino de la Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza en Madrid.

Hemos profundizado en la espiritualidad agustiniana y este año especialmente en la llamada universal a dejarnos transformar por la santidad de Dios. Nuestro lema ha sido “Jóvenes inquietos, llamados a la santidad, como San Agustín”. Hemos tratado acerca de las conversiones de San Agustín, el  modelo de santidad de Rita de Casia y el ejemplo de vida de Moisés González, agustino que con intenso amor entregó su vida en Panamá. Han sido días de oración y fraternidad en pleno corazón de esta ciudad de La Habana que pronto celebrará su V centenario de existencia.

Sintiendo y vibrando con un solo corazón con nuestra Iglesia y el pueblo cubano recibimos la triste noticia de la muerte del cardenal P. Jaime Ortega que se encontraba muy enfermo. El viernes por la noche oramos ante sus restos en la Catedral de esta ciudad y el Domingo por la tarde pudimos asistir a su sepelio.

Dios nos habla en este anhelo que sienten estos jóvenes: un solo corazón hacia Dios, vidas llenas de alegría y ganas de vivir, saliendo adelante en toda ocasión y sintiendo la santidad a la que nuestro Señor Jesús nos convoca porque nuestro Padre Dios nos sustenta, anima y acompaña. Imágenes que se comparten, vivencias habaneras,  recuerdos de este encuentro:  en la Plaza de armas, el Templete fundacional  y la ceiba que lo recuerda, el Capitolio recién restaurado y el Paseo del Prado, el Arte en Rampa del Vedado, el imposible Copelia por sus colas para tomar un hlado, las caminatas al sol y los buses abarrotados, el atardecer en el Morro, las historias vividas para presenciar el cañonazo de las 9 de la noche y el majestuoso Cristo de Casa Blanca…  como el lema de la conmemoración de los 500 años de esta ciudad también nosotros decimos “La Habana, lo más grande”… ya empezamos a preparar el IV encuentro ¿quién se apunta?

Un abrazo desde Cuba, esta viva misión agustiniana.